Estamos en crisis. ¡En verdad, estamos en crisis! Pero, ¿Crisis de qué?


:: ¿La gente se preocupa por dejar una huella?…

Espero concuerdes conmigo al pensar que no debería ser justo para ninguna persona en el mundo, tener que pasar toda la vida en trabajos que no contribuyan en lo más mínimo a ir cumpliendo su propósito o sus sueños. Sin embargo, nuestro sistema educativo y laboral parece no considerarlo como importante.
¡Pasamos 1/3 de nuestras vidas trabajando! Y aún así sigue sin importar.


¿Qué estamos haciendo al respecto?
Creo que la respuesta es más que obvia. Seguimos "consumiendo" todo lo que el sistema laboral y educativo nos desea dar.


:: Si de Talento se trata…

Duele tanto ver a muchas personas talentosas y con mucho potencial, yendo a trabajos donde no ponen a prueba a un alto ritmo sus mejores talentos, muchos haciendo tareas repetitivas que están a lo lejos de su mejor potencial.

Pero es lo que toca, porque necesitan un sueldo. Pero… ¿Y sus talentos, qué? ¿Y su potencial? Ni hablar de las personas altamente talentosas que se encuentran desempleadas y en una larga lista de espera. Es una verdadera lástima tanto talento y potencial desaprovechado.


:: ¿Y la pasión qué?…

Tampoco hace mucho sentido ver a personas en busca de un trabajo que no va de acuerdo a sus pasiones y todo su potencial. De hecho, en muchas ocasiones, al encontrar un empleo no tienen la posibilidad siquiera de elegir si está bien o no.

Necesitan un trabajo y eso es lo que hay, tienen que aceptarlo. Y que se preparen porque una vida no tan feliz les espera.


Estamos en crisis. ¡En verdad, estamos en crisis! Pero, ¿Crisis de qué?

En nuestro medio se escucha hablar tanto acerca de la crisis de empleo y de educación, que las ideas que se dan por ciertas para la mayoría, es que esa crisis se encuentra allá afuera en el mundo exterior. Culpamos a todo mundo por tal crisis, no se salva ningún presidente que pase por la casa presidencial, le echamos la culpa a todo ministro de educación, al sistema educativo, al laboral, a los "empresarios avaros", en fin, la lista es larga y no hace más que extenderse.

Cuando en realidad, si logramos ver todo desde la consciencia y con el corazón. La verdadera crisis se está llevando a cabo dentro de uno mismo. Si, la crisis nace en mí y en ti. ¿Por qué? Porque aún no hemos sido capaces de detenernos por un momento y preguntarnos:



- ¿Por qué la cosas tienen que seguir siendo como hasta hoy? ¿Por qué conformarnos? ¿Por qué desaprovecharnos?


Para ir calentando motores… te propongo 3 buenas preguntas.